La Justicia en el GT de Talavera.

El GT de Talavera “El regreso” ha terminado y por internet han corrido ríos de bytes en forma de mensajes y memes, debo de reconocer que alguno bastante gracioso, pero la mayoría injustos e inmerecidos. Y es sobre ese adjetivo sobre el que voy a hablar.

Acusan a los miembros de la organización del GT de ser eso, injustos y eso es simplemente falso, no es una cuestión de opinión llamarlos eso es cuando menos impreciso, lo que han sido es arbitrarios, pero no durante el torneo sino antes, al organizarlo, organizar un torneo es un acto “sujeto a la libre voluntad o al capricho” y no lo digo yo sino La Real Academia Española. Como tal evento arbitrario establecieron una serie de reglas, a su vez también arbitrarias, conocidas por todos los participantes sobre las cuales tienen a su vez la capacidad de discrepar pero NUNCA la de desobedecer.

Estas personas que decidieron hacer trampas, es decir, no acatar voluntariamente una norma que era su responsabilidad conocer, fueron a su vez tratados con justicia ya que la organización aplicó la sanción tipificada. Los injustos, además de tramposos, fueron los que se saltaron esta norma y no fueron injustos con la organización, lo fueron con aquellos jugadores que si que cumplieron con TODAS las normas y dejaron sus falsificaciones en casa.

Ya que estoy metiéndome en charcos voy a pisar alguno más, es cierto que las bases salieron después de pagada la inscripción, hasta donde yo sé ninguno de estos solicitaron la baja y la devolución del dinero, argumentan estos que se previno que no habría devoluciones, de este extremo no puedo en honestidad recordar si es cierto o no, pero, ¿No tienes ningún escrúpulo en ignorar las reglas del torneo y no eres capaz de solicitar una venia de la organización? Sabiendo además que había gente de sobra en la lista de espera. Extraño ¿no?

La crítica que me parece más hilarante “Si no son capaces de hacer cumplir la norma antes de empezar que no la hubieran puesto” este argumento solo demuestra la profunda insensatez del enunciante, las normas no funcionan así, y lo voy a explicar con un ejemplo, en España existen limites de velocidad, como todos sabemos, aplicando la lógica de la afirmación que abre este párrafo el estado debería vigilar constantemente todas las vías del país para que nadie nunca rebasara esos limites ¿verdad? Eso es estúpido. Recae sobre el administrado, en nuestro caso particular participante, el deber cumplir las normas y si decide no hacerlo atenerse a las consecuencias.

Todo esto me gustaría aclarar que no lo escribo desde la amistad que de hecho me une a varios miembros del cobrador sino desde la necesidad de poner una voz razonada sobre los eventos ocurridos. Es importante en estos días de ambigüedad y opinión, dar un espacio a la razón. Creo que he argumentado mi posición y lo he hecho desde la objetividad.

Por último me gustaría recordar que la gente del Cobrador e Invasión son muy inteligentes y capaces, saben de sus errores y escuchan a la gente que hace críticas razonables y dos veces a los que además tienen criterio. Porque cuando las criticas son justas no hace falta ningún comentario. Además les apoyamos en todo y agradecemos el esfuerzo realizado ya que sin este tipo de personas probablemente seguiríamos jugando únicamente en nuestros clubes y casas sin saber del resto de jugadores de este país.

Publicado en Información.

4 Comentarios

  1. No vengo a traer Hate, ni a montar la marimorena. Solo voy a constatar una serie de hechos, que han de ser vistos, de la misma manera, que se ha expuesto.

    Hay un problema, cuando se invoca a la R.A.E. y es que ésta, siempre te muerde el culo.
    Los jugadores, tienen todo el derecho a desobedecer las NORMAS, ello, invocará una sanción, pero el derecho lo tienen, de hecho, lo ejercieron. No confundamos, derecho, con obligación.

    La verdad, es que surgieron muchos problemas, y que no supieron atajarlos, el más claro, el de la camisa conflictiva…conozco artistas que usan imágenes de violaciones, y ultraviolencia en sus marcas, y esa regla con la que se defendieron, me daría el derecho a llevarlas y no ser reprendido por ellas…menuda tontería.

    El mayor problema de dar una respuesta pública, y decir que te mojas, es que hay que hablar de todo, y no solo de los temas que no repercuten apenas en la reputación. Ha quedado demasiado político.
    Por cierto, he pedido a un par de chavales que fueron al evento, que me traigan uno de los bocatas que dieron, para hacer escenografía con ellos. Espero que hayan cumplido.

    Ante todo, dejar claro, que hablo desde el respeto, y ni se me ocurriría, perder las formas en este tema.

    • Buenos dias Miguel:

      Te agradezco lo educada de tu respuesta, pero discrepo, en una sociedad civilizada la gente debe de cumplir las normas de «motu proprio», pero es cierto que eso queda a la catadura moral de cada individuo. Estoy esperando a que me digas como va a morder la que Limpia Fija y Da Esplendor, porque te garantizo que he tenido en cuenta TODA la definición aunque por razones de edición no lo haya citado en su integridad.

  2. Cuando se dice que no pueden hacer cumplir hacer la norma no significa lo que estáis argumentando en el artículo…

    Cuando el estado te multa por un exceso de velocidad lo hace con unas garantías procesales mediante la cual la conducta sancionada se prueba de forma irrefutable.

    Un policía no se pone en una vía y «a ojo» dice… «este coche va unos 15 km/h más rápido de lo que marca la señal, voy a denunciar…». El expediente te requiere un radar homologado con su revisión periódica, un operador con su curso correspondiente, una notificación, un plazo de alegaciones y una ley que explícitamente dicta que sanción corresponde a cada conducta.

    En talavera hubo una decisión basada en «a mi me parece falso» (muy acertado el meme de la casa de empeños) que luego comportaba una sanción que dependía del árbitro que estuviera presente en la mesa, llegando a recibirse sanciones distintas para el mismo caso y discusiones entre varios árbitros presentes para decidir que hacer con una conducta sobre la que ya había decidido otro árbitro.

    Podría extenderme más sobre el tema, pero me parece que el artículo trata de blanquear el torneo defendiendo uno de los aspectos polémicos del torneo, dejándose otros punto.importantes sin tratar y haciéndolo además de una forma un tanto torpe.

    Se hizo mal, no pasa nada, a mejorar para los siguientes… Pero defenderlo por qué sí no hace un favor a nadie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *