La senda de Fyrram Shelwé-Hann

Esto es un ejemplo de como se puede hacer un trasfondo de arranque para la Batalla,

Cuando Fyrram Shelwé-Hann fue reclamada por el consejo de Videntes de Ulthwé para discutir los detalles de su visión nunca pensó que la decisión sería tan rápida en apenas unos pocos segmentos de ciclo le habían asignado un Autarca, Requiel Ulthos, para que le ayudara a diseñar y dirigir la fuerza de asalta que se dirigía a Mundo que los Mon-Keigh conocían como Gotowy, las fuerzas del mundo astronave estaban en este momento repartidas por toda la galaxia intentando contener los horrores que había producido La Dathedian, por tanto su fuerza evitaría en lo posible emplear a la valiente pero vapuleada fuerza de los Guardines Negros, sólo especialistas Requiel Ulthos, no pudo sino estar de acuerdo, A Fyrram a veces se le olvidaba la equilibrio en todo lo que hacen los Autarcas, si es consecuencia de haber pasado por tres sendas del guerrero distintas y no sucumbir a la tentación de la sangre de Khaela Mensha Kaine o su razón, es algo que le intrigaba.

Con una fuerza escasa pero suficiente, según sus más recientes augurios, la fuerza al completo embarcó en la Ishakian, una fragata clase Puma, completamente negra salvo por el orgulloso ojo de Isha en su vela solar, rumbo al portal de la telaraña que debía de llevarlos cerca del planeta Gotowy, amenazado por una triple condena, IllMureead, Oghyr y Caos. Al salir de la telaraña acudió al puente de mando de la fragata allí encontró a los pilotos en perfecta comunión con su nave gracias al circuito de Hueso Espectral que no era otra cosa que una minaturización del Circuito Infinito de los propios Mundos Astronves, ese era el secreto de la superioridad en el espacio de los Eldar, no su más avanzada tecnología evolucionaba y perfeccionada durante los eones que esta raza había poseído las estrellas, no era que la tripulación y la nave estaban en comunión, eran uno a cualquier efecto. Al pasar junto a la luna del condenado planeta Fyrram dio orden de desactivar el camuflaje visual y sólo el camuflaje visual y sólo durante unos pocos instantes los justo para que los Mon-Keigh pudieran registrar una de sus obsoletas holoimagenes, quería aununciarse, si los Humanos eran cogidos por sorpresa podían tener una reacción agresiva como un perro salvaje herido en una pata que no entiende que lo que quieres es ayudarlo.

Publicado en Campaña, Gotowy, Trasfondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *