El escenario en Gotowy Prime

El día que apareció el el cielo de Gotowy Prime el resplandor violáceo de lo que luego sabrían que sería la Cicatrix Maledictum, a la mayoría de los habitantes de este mundo colmena suficientemente apaleado por el destino se les llenó el corazón de incertidumbre, aquellos que tenían la suerte enorme suerte de tener vistas al contaminado cielo del planeta, para el resto de los habitantes fue una sensación de pesadumbre, una carga más sobre los hombros de unos trabajadores suficientemente cansados con su carga.

Las noticias en las colmenas vuelan, sobre todo cuando son malas, y los vapuleados trabajadores de este planeta pensaban que no había noticia peor que lo que antaño fue una orgullosa nave imperial convertida ahora en una vil representación de El Gran Enemigo apareció sobre los contaminados cielos de Gotowy Prime. El gobernador planetario maldijo su suerte acababa de mandar el diezmo a la Gloriosa Guardia Imperial y su barracones estaban vacíos, ¿Era este el castigo que recibía del Dios-Emperador por haber enviado a la fuerza de defensa planetaria en lugar de hacer la obligatoria leva que hubiera reducido la producción planetaria y por tanto su incentivo personal?. La suerte sonrío a este vil personaje cuando supo que una pequeña fuerza encabezado por un Inquisidor errante se encontraba en el ancla superior orbital haciendo labores de mantenimiento rutinarias a su transporte interplanetario.

Los habitantes del planeta se equivocaban cuando pensaban que el Caos era su peor destino y se dieron cuenta cuando sobre el cielo se empezó a vislumbrar un zarcillo de una flota enjambre. El miedo que había provocado la nave del Caos se tornó en pánico cuando supieron de la llegado de los terribles tiránidos. Su única esperanza era que la comunicación astrpática de ayuda alcanzara a un fragata del Los Puños Imperiales que hacía poco había pasado por el planeta y tornaran para defender a los habitantes de Gotowy Prime.

Pero como las desgracias nunca vienen solas y no hay dos sin tres, llegó informes sobre unos extraños hombres de metal terroso muy probablemente despertados por las prospecciones mineras no autorizadas que había ordenado el avaro gobernador planetario en el sur de la colmena.

Cuando de la luna que orbitaba el planeta informó de la esquiva presencia de una fragata al parecer de construcción Aeldari, el vil gobernador sabía que escapar no era una opción, caería presa de los corsarios de orejas puntiagudas. Lo que el viejo y sabio director del Officio Administratum le ocultó al despreciable gobernador era que la única parte visible de las Holo-imágenes recibidas en la silueta por otra parte completamente negra era el “Ojo de Isha” y el sabía que no podían ser otros que Eldar del mundo astronave Ulthwé, cuales eran sus intenciones era algo que no sabría incluso después de que se hubieran ido.

Publicado en Campaña, Gotowy, Trasfondo.

Un comentario

  1. Pingback: Conflicto en Gotowy Prime. – GT de Alicante

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *